31/10/08

Europa

De un tiempo a esta parte, lo que podríamos llamar "el problema de Europa" vuelve a agitar a la inteligencia del viejo continente. La casta superior, dedicada a nuestra gestión y administración, produce unos "al-parecer-graves-documentos" que ofrecen a la sanción de las masas, las cuales - aferradas al prejuicio - a menudo se niegan a asentir a sus señores electos. Tales señores se encuadran en el sistema de partidos que es hoy la institución determinante, el único sujeto, de la Europa buscada. A los señores electos, inscritos en tan magníficas instituciones, debe parecerles mera obcecación y pertinaz ceguera, la negativa de sus administrados a sancionar la, para los ingresados en el sistema de partidos, tan patente Europa. Curiosa unidad fundada en fragmentos diversos, de diferente procedencia nacional y de programas opuestos, llamados precisamente partidos. Unidad burocrática y administrativa de gestores expertos, que quiere dotar de identidad a esa anómala unidad de gestión mediante un discurso universalista abstracto, formalista, ajeno a la historia viva de los hombres reales sobre los que caen como una dolorosa maldición.
Haciendo a un lado, en el pacífico terreno de la página en blanco, a estos sonrientes gestores de nuestra existencia, podemos tratar de encontrar la estructura de esa Europa que habitamos, unidad que quizás resulte polémica, agrietada y poco apta para la construcción de un frente armónico. O quizás hallemos fundamento suficiente para alguna forma de coordinación, conformidad y orden común. Sea Europa lo que sea, bastan las líneas siguientes, para notar que constituye una forma de complejidad asombrosa. Parece que habría de resultar más fácil señalar qué no es Europa. Me temo, sin embargo, que tampoco concordaríamos - desde luego no con nuestros sabios administradores - acerca de esa "definición negativa".

"Difícilmente lograré dar una idea del colorido de estos primeros años en Rustschuk, de sus pasiones y miedos. Todo lo que he vivido más tarde ya había sucedido una vez en Rustschuk. El resto del mundo se llamaba allí Europa, y cuando alguien viajaba Danubio arriba rumbo a Viena se decía que iba a Europa, Europa empezaba allí donde el imperio otomano terminaba antaño. La mayoría de los sefardíes tenía aún la nacionalidad turca. Siempre les había ido bien con los turcos, mejor que a los eslavos cristianos de los Balcanes. Pero como muchos de los sefardíes era comerciantes adinerados, el nuevo régimen búlgaro mantenía buenas relaciones con ellos, y Fernando, el monarca que reinó durante muchos años, era considerado amigo de los judíos.
Las lealtades de los sefardíes resultaban bastante complicadas. Eran judíos creyentes, para los que su comunidad religiosa significa mucho y constituía, sin exagerar, el centro de sus vidas. Pero se creían judíos de un tipo especial, y eso tenía que ver con su tradición española. En el curso de los siglos, desde su expulsión, el español que hablaban entre sí había cambiado muy poco. Algunas palabras turcas habían entrado en la lengua, pero eran reconocibles como tales, y casi siempre había también términos españoles para ellas. Las primeras canciones infantiles que escuché eran españolas, oí viejos romances españoles, pero lo más fuerte y para un niño lo más irresistible era el talante español. Con superioridad ingenua se menospreciaba a otros judíos, una palabra que siempre estaba cargada de desprecio era todesco, referido a un judío alemán o askenazi. Hubiera sido impensable casarse con una todesca, y entre todas las familias de las que de niño oí hablar o llegué a conocer en Rustschuk no recuerdo ningún caso de este tipo de matrimonio mixto. (...). Lo mejor que se podía oír decir de alguien era que es de buena famiglia. Cuántas veces y hasta la saciedad se lo he oído decir a mi madre. Cuando estaba entusiasmada en el Burgtheater y leía conmigo a Shakespeare, incluso más tarde, cuando hablaba de Strindberg, que se convirtió en su autor predilecto, no le daba apuro decir que descendía de buena familia, que no había otra mejor. Ella, para la que las literaturas de las lenguas civilizadas que dominaba se habían convertido en el verdadero contenido de su vida, no sentía una contradicción entre esta apasionada universalidad y el engreído orgullo familiar, que alimentaba sin cesar" (Elias Canetti)

28/10/08

Interlingua - Martinet

No deja de parecerme asombroso. Dejo aquí una breve nota biográfica, que parecería escrita en una suerte de pasmoso fósil de la lengua en que les hablo.


Biographias A-Z

André Martinet

Francia
Nascite: le 12 de april 1908
Morite: le 16 de julio 1999

André Martinet, januario 1998. Photo: Jean-Pierre ElloyLe professor francese de linguistica e associato distinguite del Union Mundial pro Interlingua, André Martinet, moriva le 16 de julio 1999, 91 annos de etate, solmente un septimana ante le 14-te Conferentia International de Interlingua in Focsani, Romania.

André Martinet esseva director del recercas interlinguistic del "International Auxiliary Language Association" ab 1946 a 1948. A su morte ille esseva professor pensionate de linguistica e doctor al Universitate de Sorbonne in Paris.

In 1998, André Martinet acceptava le invitation del UMI a devenir associato distinguite, entrante como collega del duo altere associatos distinguite del UMI – le premiato Nobel in scientia economic James M. Buchanan, SUA, e le philosopho italian Giovanni Blandino de Roma. Le associatos distinguite recognosce que le UMI es un organisation respectabile e interlingua un projecto digne a supportar.

Pro le UMI, le acceptation de André Martinet esseva multo special. Ille esseva un del patres de interlingua, habente gerite le labor scientific de IALA in New York ab julio 1946 a 1948, usque su nomination como capite del Departimento de Linguistica General e Comparative al facultate del Universitate de Columbia. In un interview con Panorama (martio-april 1998) Martinet describeva le interlingua, al qual ille preparava un parte del via, como "multo romanic, multo proxime a isto que io haberea presentate excepte alcun punctos de detalio."

Durante multe annos le UMI (non fundate ante que in 1955) non habeva contacto con André Martinet, ma al initiativa del Union Interlinguista de Francia on succedeva trovar le professor pro un interview super le lingua e su labor preparatori. Esseva iste incontro que resultava in un requesta official ab le Union Mundial pro Interlingua a Martinet pro facer le associato distinguite del UMI.


Prof. André Martinet esseva promovite doctor honoris causa del Universitate de Turku (Åbo) in 1970. Illo non era un casual promotion sed un grande celebration, proque le Universitate de Turku faceva alora 50 annos. Durante lor visita a Finlandia André Martinet e su sposa Jeanne visitava etiam Oulu/Uleåborg, "le Valle de Silicium de Finlandia".

In su necrologia, le jornal francese Le Monde describe André Martinet como "le memoria vivente del linguistica de iste seculo". Su plus que vinti libros ha essite traducite in plure linguas, e ille ha scribite quasi 200 articulos e innumerabile recensiones de publicationes. André Martinet habeva contactos special con altere linguistas de fama mundial como Louis Hjelmslev.

Bibliographia

André Martinet: "Langues a posteriori", sex parve foliettos dactylographate, sin data, verisimilemente anterior al obras sequente.

"La linguistique et les langues artificielles", Word, vol. 2, no. 1, octobre 1946, paginas 37-47.

"Question d'Interlinguistique", Actes du sixième congrès international des linguistes (Paris, julio 1948), Paris, Klincksiek, 1949, 1º Rapport préliminaire, paginas 93-112; 2º Discussions, Rapport de M.A. Martinet (Columbia University) super le stato del travalios relative al constitution de un lingua international auxiliar.

C.R. de "Interlingua-English - A dictionary of the international language, prepared by the research staff of the International Auxiliary Language Association under the direction of Alexander Gode", New York, Storm Publishers, 1951, XIV+415 paginas.

C.R. de "Interlingua, A grammar of the international language, prepared by Alexander Gode and Hugh E. Blair of the research staff of the International Auxiliary Language Association", New York, Storm Publishers, 1951, X+118 paginas, Word, vol. 8, no. 2, augusto 1952, paginas 163-167.

"Interview de A. Martinet, linguiste", 16 de decembre 1986, Espéranto Actualités, cahier no. 5, 1989/5 (379), paginas 62-64.

"The proof of the pudding...", Interlinguistics, Aspects of the Science of Planned Languages, sub le direction de Klaus Schubert, Berlin, Mouton, 1989, paginas 3-5.

"Sur quelque questions d'interlinguistique. Une interview de François Lo Jacomo e Detlev Blanke, publicate in Espéranto Revue, 21 de octobre 1988, reproducite in ZPSK 44, 1991, fasc. 6, Berlin e in Espéranto Actualités, cahier 3 (431), maio 1992, paginas 117-135. Reproduction partial in Esperanto-Aktuell, vol. 5, 1992, paginas 7-10.

"Mémoires d'un linguiste. Vivre les langues", Paris, Quai Voltaire, 1993, 383 paginas, paginas 54-55, 58, 210-213.

"Interlingua es 'multo proxime a isto que io haberea presentate'", interview per Alix Potet, Jean-Pierre Elloy e Madeleine Mahé, redaction Thomas Breinstrup, Panorama in interlingua, martio-april 1998, anno 11, no. 2, paginas 13-15.

26/10/08

Nótulas. Sobre R. Koselleck

Parece perfectamente aceptable que el Estado absoluto se presenta como respuesta política a la guerra civil religiosa que deshace la Cristiandad en el siglo XVI. Su expresión teórica es la doctrina de la Razón de Estado que abre paso a un relativismo de profundidad creciente, que acabará descomponiendo estratos sociales y antropológicos elementales, alcanzando cotas extremas de desmoralización.

"Por lo demás, puesto que ya no puede distinguirse entre virtudes y vicios mediante la estimación del mérito, sino a base del juicio de la gente, no hay por qué extrañarse si las costumbres y la condición eminente de quien peca, o sus logros, terminan ennobleciendo tal culpa. Sin embargo, si lo que se quiere es su extirpación radical, hace falta remontarse, poco a poco, a su primer origen. Lo cual habrá de hacerse, antes que nada con la infamia en el preciso sentido de la expresión, haciéndola llamar desde el propio punto de vista (apud te) rebelión, conjura y perfidia, y no, como suele hacerse, magnanimidad, prudencia y atención al bien público" (Ioannis Barclaii. Argenis. Frankfurt. 1626)

En el ámbito de ese Estado Absoluto se desarrolla la sociedad civil (bürgerliche Gesellschaft) y su conciencia crítica. Su fruto había de ser necesariamente mórbido.
Ahora bien, ha de entenderse la razón de ser de semejante Leviatán. No es otra que la guerra civil religiosa, una guerra absoluta que sólo encuentra un punto de suspensión en el absolutismo del Estado. La matriz del Estado Absoluto es una impugnación sin matices del orden tradicional. Koselleck lo describe perfectamente:

"El orden tradicional había quedado destruido en el siglo XVI. Como consecuencia de la escisión sufrida por la Iglesia en su íntima unidad, todo el ordenamiento social quedó desencajado. Antiguos vínculos, viejas lealtades, quedaron disueltos. Alta traición y lucha en pro del bien común se convirtieron en conceptos intercambiables según los diversos frentes de acción y según los hombres, que cambiaban de frente. La anarquía general condujo a duelos, violencias y crímenes, y la pluralización de la Ecclesia Sancta constituyó un fermento de depravación para todos aquellos elementos que todavía estaban unidos: familias, estamentos sociales, territorios y pueblos. Con ello, y a partir de la segunda mitad del siglo XVI, se volvió virulento un problema que resultaba ya imposible de resolver y dominar con los medios del orden tradicional..."

El Estado Absoluto que responde a la guerra civil religiosa constituye una "solución perfecta" en un sentido literal, es decir, disuelve, descompone, desarticula toda estructura normativa, toda forma de comunidad (Gemeinschaft) constituyéndose en la matriz en que se realizará, en los dos siglos siguientes el Individuo. Individualismo del que ya parten, como de una evidencia, los filósofos del absolutismo tanto como los ilustrados posteriores.
Bajo el Estado y a una distancia infinita de su centro una multitud homogénea, producto de la laminación de cualquier estructura autónoma, una laminación de los llamados "cuerpos intermedios", un proceso de holización muy anterior a la revolución y a las ciencias sociales, un avance en la línea del moderno igualitarismo perfecto que, sin duda, conocerá una inflexión durante la revolución, pero no una ruptura y que no ha dejado de constituir la línea roja del progreso político hasta nuestros días.

"La responsabilidad absoluta del soberano exige la dominación igualmente absoluta de todos los sujetos, e incluso la presupone. Sólo cuando todos los súbditos están sometidos por igual al señor, puede éste tomar sobre sí en solitario la responsabilidad de la paz y el orden."

Los príncipes se afirman quebrantando el primado absoluto de la religión. Investidos los atributos de Dios por el monarca y finalmente por el Estado impersonal, nada queda sobre el orden que funda. Por debajo el piélago inestable de las conciencias reducidas a la privacidad y constreñidas a la tolerancia. Furiosa dialéctica que todos conocemos.
Acaso haya sido Barclay, autor de Argenis, novela de éxito asombroso y uno de los libros de cabecera de Richelieu, quien mejor haya determinado la índole del absolutismo político, bajo la forma de un reto lanzado al monarca y que Koselleck no deja pasar:

"Devuelve al pueblo su libertad o cuida de la paz interior, por la cual el pueblo ha sacrificado su libertad"

No nota Barclays que aquella libertad, aniquilada, no puede ya ser devuelta. La alternativa eficaz se establece entre el bellum omnium contra omnes o el Estado Absoluto.

21/10/08

Et minuentur anni sicut menses et menses sicut septimana et septimana sicut dies et dies sicut horae

10/10/08

Liberté. Égalité

Vivimos en medio de una asfixiante libertad. El grado máximo de individualismo abstracto acomodado sobre una blanda homogeneidad. Se difunden por arriba las suaves maneras del psicólogo - elicitación y sugerencia - las maneras informales de un nuevo y paradójico cortesano: llano y servil. Aunque errante una misma opinión; el gusto divulgado pero no uniforme sino elástico y diverso: capilar y numeroso y abundante. Por abajo las maneras del proxeneta, los modos del macho del corral con su lunfardo impotente y degradado. En la medianía el desteñido de estas dos actitudes: un pantano en calma chicha cuya angustiosa quietud acaso presagie plebeyas tempestades.
Es el cálido aliento de Leviatán, lenta inmersión atmosférica que angustia sin oprimir, ahoga sin someter y finalmente nos vence sin agresión y sin violencia. Contra un enemigo invisible, salvo efímeras condensaciones, no sirve rigor, ni firmeza. Nuestra resistencia sería nuestra mayor debilidad ante un espíritu insubstancial y disperso.
Y, sin embargo, conocida la potencia del hombre: ¿como no afanarse por actualizar su promesa? ¿Cómo conceder nuestro espacio? ¿Cómo abandonar el humilde armazón de nuestras últimas fuerzas?. Porque no nos convence ese único eco, abriremos una línea radiante, una absoluta frontera que arroje más allá esta libertad homogénea: blanda, plástica, adherente, envolvente, densa... como la baba, como la sombra, como la lepra.