25/3/10

Communis sententia.

Remito a un texto muy conocido de Miguel Delibes. Se trata de su extenso discurso de ingreso en la RAE. Al margen de su valor literario, por su contenido y por la fecha, creo que no puede ser más adecuada la ocasión.

2 comentarios:

Ignacio dijo...

Me faltaba por leer. Esencialmente soberbio.

Ignacio dijo...

Me gustaría hacer una breve comparación, haciendo referencia a la obra Magna de Tolkien, en concreto final del tercer libro en el cual un mago para vengarse de los entrometidos hobbits, decide plantarse en la tierra de éstos (Comarca) para darles donde más les duele. Una tierra en la cual las gentes viven en paz, en un modo de vida rural, el susodicho mago pone en marcha (por medio de la tiranía) una organización industrial que acaba con los rincones más preciados de esta pequeña gente y con su más que valiosa armonía.

Comparaciones e intentos por frenar el desesperado rumbo que toma el camino del hombre en el mundo, me parecen faltos de atractivo para las masas, faltos de un marketing adecuado, por lo que no tendrá muchas voces hoy por hoy que griten en la misma dirección.

He estado escuchando por cierto, algo así como que en el futuro, dado que las ciudades serán de 30 y 40 millones de habitantes el coche habrá de desaparecer siendo sustituido por transporte público altamente tecnologizado. Ésto lo veo más acorde con el rumbo que llevan los pasos de esta pseudohumanidad, y me entristece de veras.