24/6/10

Cripto-franquismo burlesco.

Me pregunto si no es más sensato y más noble aquilatar, y no desmerecer, la talla de nuestros enemigos. Lo digo por el antifranquismo bufo que hoy hay que tolerar, incluso cuando se trata de importantes historiadores. D. Indalecio Prieto gozó de mejor perspectiva, incluso cuando no dudaba de su posición frontalmente contrapuesta a la del ínclito general, cuya muerte nunca parece estar suficientemente acreditada:
"No he de decir ni media palabra en menoscabo de la figura de ese jefe militar. Le he conocido de cerca cuando era comandante. Le he visto pelear en África; y, para mí, el general Franco, que entonces peleaba en la Legión, a las órdenes del hoy también general Millán Astray, llega a la fórmula suprema del valor, es hombre sereno en la lucha. Tengo que rendir este homenaje a la verdad... El general Franco por su juventud, por sus dotes, por la red de sus amistades en el Ejército, es el hombre que en un momento dado puede acaudillar, con el máximo de posibilidades, todas las que se deriven de su prestigio personal..."
(Indalecio Prieto)

No hay comentarios: