11/9/08

Consuelo militante.

Semillas de fortaleza, bastiones contra el presente: mínimos, simples, estáticos. Sillares de un muro blanco, marmóreo, iluminado. El maestro Jünger, dice:

Octubre de 1969. Un alto funcionario escolar es entrevistado:
Periodista: "¿Considera Ud. que tendría que ser posible seguir un derrotero razonable entre la vocación espiritual, la oferta educacional y las necesidades del mercado de trabajo?"
Funcionario: "No habrá ninguna persona tan necia que quiera estudiar una especialidad de la que sabe que ofrece posibilidades relativamente escasas de progresar"
Esta explicación de la reforma universitaria en el estilo de un quincallero recuerda las maniobras en una explanada ferroviaria para vagones de mercancías: la sociedad de masas cría para sí sus clérigos. 
Luego le sirven a uno sin ningún afecto.
"Placer y amor son las alas para las grandes hazañas" (Pilade en "Iphigenie")

Quien no toma ningún partido se hace sospechoso a todos. Por ejemplo aquél al que no le preocupa la manera de la distribución, sino que está en contra in toto del mundo económico 

Una buena manera de comportarse es la del viajero cuando hace mal tiempo o la de un anciano chino que ha visto ya llegar y marcharse muchas cosas. Ante todo trabajar en lo propio. El árbol es modelado también por el viento y el temporal. Mucho le pasa por encima.

El templo del cuerpo, despreciado desde que los dioses se marcharon, ahora degradado a letrina pública.

Descendencia es parentesco en línea descendente. Vinculada con ella está la ascendencia, ascenso en el desarrollo del telencéfalo. Tal vez se produce una pérdida filogenética de la santidad, que se repite individualmente desde la más tierna infancia. En relación con esto está el hecho de que el sacerdote puede absolver de los pecados personales, pero no del pecado original.

Cuando dos sexagenarios se entusiasman en una mansarda o en un paseo por el bosque por un autor que han descubierto, ello es más importante que el congreso de una asociación de escritores o la sesión de una academia.

Finalmente reconocida a través de otra voz. Exigente y exacta:

Uno no puede evitar que lo escupan, pero sí que le palmeen el hombro.

No hay comentarios: